Acerca de

#misemilladeconfinamiento

Este proyecto ha nacido de manera espontánea una madrugada a principios del mes de abril de 2020. Donde mi cabeza iba tan rápido, que necesitaba escribir todo lo que iba surgiendo… para poder ir hilando sin prisa pero sin pausa este proyecto, tal y como lo estáis viendo ahora.

Surgido fruto de los días de confinamiento, donde han intervenido la reflexión, el inconsciente, el sentimiento de que “algo tenemos que hacer”… con la ilusión que durante este tiempo pueda germinar de nosotros ese interior cultivado en nuestra semilla.

Esta etapa se presenta excelente, para tener esa reflexión interior en niños y adultos, que podemos a través de la creación de nuestra semilla canalizar esos sentimientos y compartirlas entre todos sin prejuicios.

Detrás de #misemilladeconfinamiento también está Jesús Guzmán, amigo, artistazo y mejor persona, al que tuve la suerte de poder conocer personalmente hace tan sólo unos meses gracias al colectivo de dibujo Urban Sketcher Terrassa al que pertenecemos. Al entablar amistad, ya le dije medio en broma que “no sabía donde se metía… ja, ja, ja”, y la verdad es que yo tampoco… no imaginaba que en pocos meses íbamos estar impulsado juntos todo esto. Él fue mi confidente cuando esta idea surgió en mi cabeza, y quien me ha ayudado a que pudiera ponerse en marcha tan rápidamente. Sin él hubiera sido imposible que hubiera crecido de esta manera, porque como bien dice; somos personas individuales e independientes ¡pero juntos sumamos!

Quería también agradecer a más amigos que desinteresadamente están y siguen estando ahí para apoyar, ayudar técnicamente, aportar ideas en lo que se necesite, participar… Realmente es un privilegio. Mil gracias.

#misemilladeconfinamiento pretende cultivar con la suma de todos, un bonito jardín “collage” donde podamos acceder a visualizar todas nuestras semillas sembradas en un momento tan latente como el que vivimos hoy en día.

Quizá pueda ayudarnos a sentirnos mejor o que los sentimientos de otra semilla nos ayude a entender, a ponerse en el lugar de la otra persona, o a crecer, creo que lo bonito es poder compartir entre todos tanta variedad de expresión, somos individuales, pero en unión con un motivo en común, sumamos siempre.

Es tiempo de “sembrar” para después “cosechar” ❤️🌱✨

Marta Benedí

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: